SPAS, MASAJES Y OTRAS MAMONADAS.

Mis queridos compañeros y compañeras de viaje, ¡si!, vuelvo a la carga, cansado, agotado de viajar, pero siempre con la ilusión de conocer nuevos destinos, nuevas gentes, y nuevas experiencias, que para eso viajamos ¿no?

Pues a descansar un poco, pero antes vamos con la carta del mes.

Una pregunta que me hago después de ver de cerca el panorama hotelero es ¿por qué hasta en el hotel, chamizo, albergue, o el sitio más infernal y lejano, hay un SPA?

Pues realmente no lo sé, pero si tu hotel no tiene SPA, Chill Out, Lounge, o algún sitio con algún terminejo en “Inglish” pues como que no tiene carácter, con perdón para todos aquellos profesionales que se lo trabajan ¿Oka?

Vámos de viaje a Tailandia, Laos, Camboya o cualquier país de sureste asiático donde la práctica del masaje tradicional, luego hablaremos del otro masaaaaaje, se extiende por todos los estamentos y clases sociales.

Es curioso, caminas destrozado, pateándote la ciudad bajo un monzón que te cala hasta el último hueso de tu cuerpo, te has visto las 32 pagodas, 20 estupas, y algún que otro monasterio y allí, en la esquina ¡zasss! te encuentras un cartelito medio colgado que dice Massage.

.- ¡Oh cielos a por el!

Cruzas callejuelas tan estrechas que casi tienes que pasar de lado y derrepente pierdes la pista, retornas, ves de nuevo el cartel y vuelves a perder la pista. Al rato y ya en estado de angustia, depresión, decides preguntar por ese sitio de “masajes “ a algún lugareño, y  con esa amabilidad que tanto les caracteriza, nos llevan de la mano a través de mil y una calles, y con el habitual pensamiento occidental de

.- ¡Me la van a clavar justo aquí, esto es el fin!

Pues ¡no! llegamos a un lugar donde hay un modesto palafito sobre el río con un cartel que explica los distintos servicios y precios.

.-¡ Habrá que probar!.

Miramos de reojo todas las esquinas por si aparece el hombre del saco y nos secuestra, pero que porras, ¡paraadentro! ,que  la aventura es la aventura.

Una vez negociado el tipo de masaje pasamos mi amiga y quien suscribe estas línea pasamos a sendos cuartos, básicos, muy básicos, puerta cortina, camilla con una flores, una vela y un olor a una fragancia que, hoy en día, cada vez que la huelo empiezo a levitar. Comenzamos.  Para ella chico musculadito, para mi, chica sencilla, menuda y fibrosa. Otra vez ataca el occidental que llevo dentro y comienza a cavilar ¡oh, oh, oh!, esto va a acabar de esa manera que todos vemos en las películas de cierto contenido especial. ¡Valor y al toro! me tumbo en la camilla con los calzoncillos o underwears atados a mi cuerpo y….de pronto llega mi masajista, me los desprende suavemente (Diosss, Las  50 sombras de Greyyyyy) dejando en su lugar una gasa perfumada. Mi cabeza empieza a dar vueltas, me acuerdo de mi compañera que está en la cabina contigua. Las paredes son de bambú, no se oye nada, de vez en cuando algún suspiro. Uffff que tensión.

Comienza la sesión. Tras embadurnarme con aceite de arriba abajo incluidas las partes centrales comienza la batalla: meneos, apretones, retorcimientos, estiramientos y demás. Tras 1 hora y 30 minutos donde ya caí rendido, soñaba que volaba sobre los arrozales. Al rato regresa mi masajista que se había ausentado unos minutos con una gasa nueva en sus manos y con un susurro me dice que me levante y me la ponga, la verdad que mi aspecto con el pelo aceitado todo lubrificado y con la faldita no era para salir de excursión, pero bueno, otra vez a la aventura. La cuestión es que tras un pasillo estrecho y oscuro me lleva a una sala donde hay una bañera llena de pétalos de distintas flores y un aroma intenso a jazmín.

.-¡Uhaaaaa!

Y ¿quién está en la piscinita como vino al mundo?, mi amiga, relajada, sonriente, y con un aspecto renovado

-¡Qué guapa !

Un poco aturdido y dubitativo me quedo en el borde de la bañera. ¿Qué tal ? le pregunto.Me guiña un ojo y dice:

.-¡Increíble!, pasa, entra, el agua esta calentita. ¡Ufff!

Al rato llega su masajista casi sin hacer ruido como levitando, y con un gesto suave y fino retira  la pared de bambú y nos deja a los dos como vinimos al mundo delante de uno de los paisajes más espectaculares que he visto. Un arrozal infinito, de un verde exultante, con las garzas volando sobre el cielo azul, las acequias dejando fluir el agua que dará vida a todo ese tinglado. La gente trabajando a lo lejos y de vez en cuando, algún transeúnte  que pasaba lo suficientemente cerca como para saludarnos con absoluta discreción. El final de la historia os lo dejo a vuestra imaginación.

Pero lo que realmente valió la pena fue la cara de gratitud y de felicidad del equipo masajista al irnos.

Precio aprox en euros con propina 6 Euros por pax.

Versión “ SPAin I’ts different “

El resultado de ver 325 monumentos, tomar 17 cafés y ver al final 12 tiendas en un día ya lo conocéis de sobra, pero menos mal que hemos elegido ese hotel céntrico y que anuncia:

Hotel Txori Inn

Habitaciones climatizadas

TV satélite

Bar Lounge

SPA

Garaje

Así es, llegados a la habitación y despojados de nuestras prendas, nos embutimos en un estupendo albornoz hilado con algodón de Uzbekistán y con un cartelito en el bolsillo que dice algo así como : Srs. Clientes, si a usted le gusta nuestro albornoz, cosa que nos complace y decide llevárselo a casa voluntariamente o por error, no se preocupe le cargaremos en cuenta 373 €. Atentamente la dirección.

Ataviados con nuestro estupendo albornoz y nuestras zapatillas, obsequio del establecimiento hotelero, caminamos por los pasillos anchos, iluminados con lámparas con detección de movimiento (momento Briko ) y saludando al personal cual boxeador entra al Ring. Subimos a la sala SPA, donde nos atiende una nube de masajistas.

¿ tiene usted reserva ?. ¿El pago a la habitación o tarjeta ? ¿alguna alergia ?

Inmediatamente nos muestran la carta de servicios con sus precios.

Masaje a 2 manos “flor de jazmin “ ….40 €

Masaje Turco a 3 manos 55 €

Masaje con agua de Vichy 93 €…. Y asi hasta 3 páginas con lo más variado del mundo y con los precios “increschendo” en progresión aritmética.

Vamos al más baratito, chico con chico y chica con chica como debe ser. Masaje de 1 hora exacta, calzoncillos de papel y braguita para ella, música Chill out de fondo. Uhmmmm.

El masaje transcurrió normalmente, muy profesional, si no fuera por el reloj,tipo de cocina que, marcaba el tiempo restante de masaje y hacia tick tack y de vez en cuando un…brggg.

Pero, lo que más me desconcentro fue la mesita tipo oriental con una fuentecita que desprendía un vapor perfumado a modo de pequeño volcán, y al fondo un modelo de poster de Centro de Bricolaje pegado en la pared, donde se veían una palmeras y algo parecido al mar.

Terminado el masaje me dan media docena de toallas, en este caso de fino hilo egipcio para que me duche y me arregle. Ya en la ducha, estrechita, con fondo de cañas de bambú y una cebolleta de ducha imitando las lluvias tropicales me lavo, me perfumo y me seco, en ese momento veo una nota que indica que si no se usan las toallas las toallas se dejen en la balda y las usadas en el suelo. De esta manera solo se lavan las del suelo y así, contribuimos todos a que el planeta no se deseque.

Ya renovado y tras cotizar en  “ Cash “, me indican que mi amiga está en el Lounge y que tenemos un té del Himalaya pagado,

.- ¡ Juppppiii!

Bajo acelerado los 15 pisos del hotel hasta el Lounge bar y me encuentro a ella sentada en un sofá de diseño, donde apenas se le veía, si no fuera por el humo que salía de su taza de té,.(con mirada picara me guiña un ojo y me dice)

– Igualito que el de aquel pueblo en….¿ ehhh ?!

Resultado:  85 Euros más propina y un adiós. “La dirección del Spa le desea una feliz estancia”

Y en cuanto a los masagges no tradicionales hablaremos en un próxima conexión….relaxxxxxx.

 The SPA ROI

 

 

About Author

El Agente Bloguero
El Agente Bloguero

Somos un Grupo de Agentes de Viajes con ganas de Informar a nuestros compañeros con artículos de importancia para facilitar su día a día. La clave del éxito en las agencias está en ayudarnos mutuamente.

2 Comentarios

  1. Genial. En resumen, es mucho mejor recomendar a los cientes de las agencias de viajes que se olviden de contratar nada con las agencias ni en los hoteles oficiales, ni en ningún sitio que pague sus impuestos y esté regulado ¡Que bien!

    • El Agente Bloguero El Agente Blogero Reply

      Hola Ángel, en ningún momento esa es nuestra idea…si quisiésemos echar piedras sobre nuestro tejado no crearíamos este blog para ayudar a nuestra profesión. Este artículo se refiere a las situaciones que te puedes ir encontrando cuando ya estás en el viaje, cuando nos contratan un viaje entendemos que los clientes no saben lo que van hacer, van a vivir la ciudad y haber que les ofrece, el viajero no sabe dónde irá y por ello no puede cerrar previamente servicios que no sabe si se va a encontrar. Como solemos decir nosotros, el viajero explora y descubre.

Déjanos tu Comentario